Custodia de Llaves

La rapidez en las intervenciones ante las emergencias es fundamental y mas aún cuando se realiza por profesionales, que trabajan con método y medios adecuados.

Todos nos focalizamos en cómo será nuestro sistema de detección, lo que nos costará y las molestias que nos ocasionará en su montaje y el tiempo que tardarán. Pensamos que, si estos parámetros son adecuados nos vamos a sentir satisfechos, pero nos olvidamos que hay otros factores tan importantes o más, que van a hacer que la inversión valga la pena.

Los sistemas de seguridad detectan pero es la labor de los operadores y operadoras de la Central Receptora de Alarmas (CRA), los que supervisan todos los sensores del sistema de seguridad, ellos y ellas son los verdaderos “ángeles de la guarda”, que a través de los sensores y las cámaras instaladas, verifican su seguridad y activan el plan de emergencia personalizado para responder eficazmente ante un robo o un incendio, pero si detectamos y verificamos y se tarda en intervenir, perdemos toda eficacia, es por ello que la rapidez del servicio de los vigilantes de seguridad en su acuda a las alarmas hace que su seguridad sea completa, porque ellos verifican e intervienen profesionalmente ante la emergencia activada.

Si, desde que se detecta hasta que se interviene pasa el menor tiempo posible, conseguimos una mayor seguridad.